Terror entre comillas

“Los militares israelíes lanzaron el sábado una búsqueda masiva de supuestos extremistas palestinos“, nos comentaba un portal de noticias en español el trece de marzo, sobre el brutal asesinato de unos padres y sus hijos de once, cuatro años y tres meses de edad, apuñalados y degollados en su casa de la comunidad judía de Itamar, en Samaria.  Familia, los Fogal, de desalojados de Gaza en el año del disengagement. La nota continuaba con un lacónico también murió un bebé, aludiendo a la hermana menor, acuchillada mientras dormía y prácticamente decapitada.

Sobre este crimen un lector de un importante diario belga afeaba el titular del mismo conmoción tras la muerte de colonos [émoi après la mort de colons] “, argumentando que el lenguaje utilizado era más propio del terremoto de Japón que de una masacre como aquélla, y preguntándose por qué se elegía “muerte” para la frase principal, cuando luego se pasaba a “asesinato” para la redacción de la noticia. Por supuesto no fue un caso aislado. Más informadores recurrieron a exquisitos juegos malabares para desdramatizar lo ocurrido, así como a algún entrecomillado de la expresión “terror attack”, o a relativizaciones que apuntaban un estropicio al Proceso de paz desde el lado judío, como el diario español de gran tiraje que enfocaba el asunto con la deliciosa frase “Israel acelera la construcción en los asentamientos tras la muerte de cinco colonos”.

Tiempo después en medio de una lluvia de misiles cada día disparados desde Gaza sobre suelo Israelí, los terroristas que trataban de lanzar nuevos cohetes fueron sorprendidos en un enfrentamiento con el Ejército que acababa en ocho muertos palestinos, dos chicos entre ellos. Esta vez el mismo diario mostraba la foto de un menor muerto con la palabra “asesinado“. Justo al día siguiente, un atentado palestino con bomba mataba a una mujer y dejaba decenas de heridos en Jerusalem. Y una agencia inglesa de prensa internacional volvía a poner la palabra terrorist attackentre comillas y agregaba: “término que emplea Israel para un ataque palestino [Israel’s term for a Palestinian strike]”.

Noticias de este estilo sobre la reciente escalada de violencia que podría estar buscando respuestas militares israelíes para distraer a la calle palestina de rebeliones internas, u orientarla a las externas. Y no seré tan idiota de pedir un trato de favor o de ignorar las excepciones y las crónicas decentes. El raro pero buen periodismo de quienes conocen la Historia y el terreno, y critican lo criticable cuando es lo que toca.

Pero cuando veo la reacción generalizada y las continuas sonrisas de conejo occidentales ante el terrorismo según a quién golpee, y cuando leo a los que viven en democracia llamando al odio contra el judío y a la Intifada en las Redes sociales, me pregunto cómo se llegó tan lejos en la indecencia, y cómo se piensa ganar con este panorama, la actual batalla por las libertades contra el fanatismo.  Y ya no digo cuando escucho de bombardeos aliados en el país de un tirano ex-amigo, con muertos colaterales se supone, pero ahora tolerados, allanando el camino a unos rebeldes de pickup y metralleta que gritanfreedom y alaakbar. Que tampoco es que lo sepa, pero imagino que los malos tiempos que corren aún pueden ir peor.

Foto Israel hecha por Gabriela


Explore posts in the same categories: Israel, Occidente, Oriente

Tags: ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

6 Comments on “Terror entre comillas”

  1. raindrop Says:

    Comentaba días atrás con un amigo esta visión maniquea, retorcida y perversa que tiene la prensa (en general, pero con alguna honrosa excepción) de tratar el conflicto: parece que la palabra “colono” justificara cualquier asesinato por brutal que sea, o incluso la forma de contar las cosas haciendo que causas parezcan consecuencias y viceversa. Le decía que es un flagrante juego de doble moral. Me corregía mi amigo diciéndome que difícilmente puede hacer gala de “doble moral” quien no cuenta ni con una sola moral.

    saludos

  2. samuel Says:

    Y leer los comentarios, bueno, he llegado a leer comparaciones de los palestinos con los Sioux, todo vale. Ahora Goldstone rectifica con lo de Plomo Fundido y ve que cometio un error, y de nuevo bochornosos titulares, o simple silencio.
    Gracias por la compania Raindrop, no solo aca, tambien con tus reflexiones en tu blog.

  3. Guido Finzi Says:

    Yo, en un periódico español, leí que habían atacado una colonia judía. Si uno no entraba en la letra pequeña, parecía que hubieran roto los vidrios del asentamiento, o derribado algún vallado.
    Desgraciadamente, más de lo mismo.

    Jag Pesaj Sameaj

  4. samuel Says:

    Gracias Guido, a ti tambien y a todos Feliz Pesaj.
    Aparte de lo mismo de siempre, es que en Espana aun no hay ni modo de abrir el debate de lo que esta pasando con el jihadismo y Europa, el islamismo, la actualidad entre el mundo arabe y el mundo occidental, etcetera. No se invitan expertos, no se crea debate, nada, se pasa de puntillas. No se a que se espera, si es que se esta esperando a algo.

  5. Carmen Says:

    Samuel, es bien sabido que los seres humanos tendemos a preferir la fantasía a la verdad, sobre todo si ésta derriba nuestras más arraigadas ideas.

    Un abrazo,

    PD: Quedas invitado a mi nuevo blog

  6. samuel Says:

    :) Que alegria verte de vuelta Carmen, por supuesto por alla me veras, un abrazo


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: