Ayaan Hirsi Ali y el choque de dos sociedades

Agradezco a Bivouac por llevar a su blog la visita de la político y escritora Ayaan Hirsi Ali a la Donner Canadian Foundation, donde en junio de 2010 ofreció una charla sobre las diferencias fundamentales entre Occidente y el mundo islámico. Importante para aclarar muchas dudas sobre el islam radical, y a partir de ahí, acercarse a la raíz de los conflictos actuales y del tipo de violencia que vivimos. Como solución, propone un “combate de ideas“, que acabe con la aquiescencia con que Europa espera la pacificación del radicalismo, cosa que, en opinión de la holandesa de origen somalí, es un camino erróneo.

(Siento no haber traducido más que algunos párrafos, y de forma resumida,  al ser tan largo el discurso -cuatro videos- para transcribir. )

*****”[¿ Hay musulmanes interesado en reformar su religión?] Hay apasionados reformistas. Los que quieren reformas manteniendo la teología, sin dejar de ser creyentes. Pero encuentran todo tipo de obstáculos, como he dicho antes, y no es de ahora, ha sido así siempre. Otros musulmanes quieren matarlos, y hasta morir haciéndolo. No hablo sólo de grupos extremistas o marginales, también de Estados constituidos. Naser Abu Zaid*, por ejemplo, -que está en la Universidad de Leiden donde yo estudié Ciencias Políticas-, un devoto musulmán que propuso adaptar partes del Coran a la vida actual. Muy creyente, no puede haberlo más religioso. Pues le obligaron a divorciarse de su esposa, pidieron su ahorcamiento, le quisieron matar, y tuvo que emigrar a Holanda, donde ahora nadie le escucha. Mientras tanto, gente como Tariq Ramadan, que para mí es un islamista en el armario, tiene un público inmenso. Ben Laden, al-Zawahiri y otras figuras de la Muslim Brotherhood tienen un público enorme. Pero nadie oye a  Naser Abu Zaid, o a Irshad Manji, otro reformista apasionado… tampoco es seguido. No son seguidos… y tampoco yo les sigo. Yo lo que digo es: ‘libérense, salgan de ahí’…que es muy distinto.(risas) […]

[¿Qué piensa del trato del asunto en los medios de comunicación?] No son imparciales, evitan toda posible crítica. Se mantienen en la corrección política a la hora de ver el islam como ideología. Todos hablan de guerra contra el terrorismo y terroristas. Hay un gran lobby (Organización de la Conferencia Islámica), dirigido desde Arabia y Turquía… que les exige no ligar el terrorismo con el islam. Han ofrecido un léxico a los periodistas de la UE que excluye palabras como “jihad”o “terrorismo islámico”. Aún se usa por suerte en Estados Unidos pero normalmente se autocensuran y pierden objetividad al respecto. Quienes como yo, ponen en cuestión el islam su ideología y unen fundamentalismo y terrorismo son etiquetados de extremistas radicales, extrema derecha, islamófobos…etc. Resumiendo, los medios no son justos a la hora de tratar estos asuntos. Si ustedes comparan con el tratamiento del catolicismo, he seguido esos casos de pedofilia y día tras día, estaban en primera plana… no hubo tregua con la iglesia o el Papa. Es chocante en comparación con el tratamiento del Islam. Israel no es un estado teocrático, pero deja pasmado el comparar su trato en los medios con el del islam. Asombra el vocabulario, las exageraciones, las supuestas atrocidades cometidas por Israel, en comparación con el trato de las reales atrocidades en nombre del Islam.

[¿Es que morir de cierto modo ofrece el paraíso más rápidamente?] Es una puerta directa, un atajo, para los jóvenes. Todo lo irracional esconde su lógica particular.  Y lo de ganarse un puesto en el paraíso, también. El concepto de “pecados olvidados” seduce a los jóvenes[…] En Occidente viven rodeados “de tentaciones” que hay que combatir, y en una familia acomodada donde pueden permitírselas, estas tentaciones son aún más asequibles.  Qué hacer entonces. Eso explica que gentes de clases medias se unan a la jihad, ‘liberándose de tanta tentación’ por medio de un acto total que les acerca al Paraíso. Pero no caigan en la imagen simplista de las 72 vírgenes: aunque sea importante, no es más que una tentación más. Imaginen la dificultad para los jóvenes de vivir según manuales de permisos y prohibiciones. Por ejemplo orar cinco veces al día: intenten hacerlo… (risas) Y si se quiere liberar de eso, hacerse jihadista con un propósito, estar donde todos hacen los mismos gestos permitidos, y además tener un boleto rápido para el Paraíso es seductor[…]

[¿Es verdad que muchos terroristas no eran sino jóvenes de clases medias frustrados?] El argumento de la frustración no se sostiene desde el momento en todos tenemos frustraciones. En el caso del atentado de Times Square, se le dijo frustrado de perder el empleo, pero realmente al leer su perfil ves que lo abadonó, no lo perdió. ¿Qué le frustraba? Pakistaní que obtuvo una visa de estudios,  vivía el sueño americano, universitario, con un Master. Se casó con una americana, tuvo dos hijos, un empleo, una  vida de clase media que había construido. ¿Qué  le frustraba? También es el argumento usado para  Nidal Malik Hasan, que mato a trece personas en noviembre [2009] en Fort Hood (Texas): De nuevo se especuló  ampliamente sobre su estado mental, diciendo que había sufrido un síndrome post traumático, pero no era el caso porque no había entrado nunca en combate.  Entonces qué era, ¿traumático por adelantado?(risas) […] ….nadie que ha sufrido desastres financieros ha pretendido volar Wall Street, podrían haber fantaseado (risas), pero no lo han hecho realidad. Y creo que separar la acción de un autor de un ataque suicida de sus convicciones es una teoría que no se sostiene.[…]

[¿Una sociedad puede reconciliarse con la otra?] Analizando lo que impulsa a ciertos musulmanes a hacer atentados suicidas, por qué no se integran muchos chicos en sociedades modernas… buscando explicaciones, no es la guerra la primera explicación, ya sé que la hay.  Concuerdo con Samuel Huntington que cree que hay un clash de civilizaciones basado en sus grandes diferencias. Pero tratando de entender la ‘lógica’ de la violencia y las decisiones de países o familias islámicas, creo que es importantísimo  entender qué significa el Más Allá en esa sociedad, y por qué la gente invierte en ello. A partir de ahí, los conceptos de Jihad, el pensamiento blanco-o-negro, se vuelven claros.
No digo que la respuesta de Occidente deba ser la guerra contra el islam. Hay que usar los ejércitos donde hacen falta y  policía en asuntos domésticos, pero la verdadera guerra es un combate de ideas, hace falta ofrecer una filosofía para vivir la vida terrenal . Ahora estamos dejando el campo libre a los jihadistas, no estamos compitiendo, ni proponiendo alternativas a su público. […] Animo a cristianos, ateos, humanistas, feministas, etc… a competir con islamistas […] Ofrezcamos las ideas: no lo estamos haciendo. Sabemos que las ideas son poderosas, y la mente, cuando tiene alternativas, sabe escoger apropiadamente.[…]

Dada la velocidad de expansión del radicalismo no creo que haya tiempo para esperar a reformas internas. Pero por supuesto también llamo a todo reformista sincero o grupo reformista a ofrecer algo más que un “más allá”, a las nuevas generaciones. Se trata de un problema de todos.”*****

* Fallecido un mes después de esta conferencia

Explore posts in the same categories: Occidente, Oriente, Videos

Tags:

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

2 Comments on “Ayaan Hirsi Ali y el choque de dos sociedades”

  1. raindrop Says:

    Muy interesante esta propuesta del “combate de ideas”. Y más cuando la propuesta parte de alguien que ha sido perseguida y amenazada de muerte por quienes parecen refractarios a toda idea lúcida.
    Esperemos que Occidente no siga manteniendo esta mezcla de pasividad, condescendencia y permisividad con uno de los peores totalitarismos de nuestro tiempo.

    un saludo

  2. samuel Says:

    En lugar de eso tenemos el “combate” entre los que dicen que hay un problema y los que lo niegan o lo trivializan y llaman intolerantes a los primeros, o prefieren no verlo o prefieren seguir el juego a los totalitarios como forma de rebelion contra lo propio. Luego tambien estan los que de verdad son intolerantes y aprovechan todo esto para aspirar a su propio totalitarismo. Y si no se tiene claro un problema global como se van a ofrecer soluciones. Aunque algunos paises lo tienen mas claro que otros, desde luego.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: