Niqabs, burqas, y otras cosas de Pat Condell

****Esta semana se ha hablado bastante sobre el burqa, o niqab o como quiera que se llame, me refiero a esa necesidad neurótica que muchas mujeres experimentan, de pasearse con un disfraz, y que después de no ser bienvenido en Francia ha suscitado el debate aquí, en Inglaterra, para decidir si esta espantosa carpa ambulante debe ser prohibida o no. Hay que decir que para empezar si viviéramos en una sociedad más honesta y más  sana, no sería necesario prohibir esta vestimenta, porque habría sido rechazada socialmente de puro ridículo. Casi todos los musulmanes saben que el burqa no tiene nada que ver con la religión, nada dice el Coran de tener que vestir como Darth Vader. Es simplemente la manifestación de un sentir y un estado mental primitivo que merece el mismo respeto que el que merecen los reductores de cabezas. En cuanto a la modestia, por favor, no me hagan reír. Las gentes modestas nunca querrían llamar la atención usando una tienda ambulante con el único objetivo de pasárselo por la cara a una cultura que desprecian pero en la cuál les sigue interesando vivir. Nunca será bienvenido en Europa. Planteará problemas, y sospecho que ése es el objetivo.

Razones hay muchas para prohibir este horror de prenda, sobre todo porque ofenderá a los islamistas, cosa que siempre es una buena idea. Si un grupo de barbudos histéricos gritan islamofobia, es que algo se esta haciendo bien. Yo lo prohibiría en los transportes y edificios públicos y en cualquier lugar donde se debe mostrar el rostro por lógica natural. Y tiendas y bancos deberían rechazar a toda persona disfrazada. Las personas que piensan que es buena idea pasearse de esta guisa deberían hacérselo mirar, no sólo por ellas, sino por sus hijos, que nacen con raquitismo porque las madres sufren deficiencia de vitamina D por falta de exposición al sol.

Se me ha criticado mucho por tener esta postura frente a este atuendo deshumanizante, esta mortaja… La gente me dice: “dices que la mujer debe ser libre, vestir como quiera, y ahora tú  ridiculizas a mujeres que escogen libremente cubrirse la cara ….” claro, esto hace de uno un hipócrita,  un racista, un islamófobo, un judío, un homosexual, un sucio infiel que arderá en el infierno, insallah,  y cosas por el estilo. Al margen de los problemas de seguridad que este asunto provoca y que no se tratan por pretender respetar su religión, ( aunque su religión misma es el gran problema de seguridad, y perdonen los musulmanes pacíficos pero es así) hay que decir que el burqa es más que un modo de vestir. ¿O no? Es una declaración política de secesionismo ( tan ideal para la cohesión social) y un símbolo del estatus de la mujer musulmana. Algunas mujeres no tienen elección, por eso creo que aquellas que deliberadamente legitiman esta prenda siniestra en el mundo libre con estas ideas chifladas, están alentando la opresión de todas las mujeres del mundo. Y deberían avergonzarse. Lo que hacen es inmoral y traidor a su sexo y como símbolo de identidad religiosa y cultural podrían también llevar una estrella amarilla.

También encuentro chocante que las voces feministas, tan dispuestas a hablar y tan seguras para todo, enmudezcan así cuando se trata del islam. No tendrá eso que ver con lo atractivo y étnico que se ve el relativismo cultural desde la seguridad de casa ¿no, chicas? O tal vez es que después de todo no es una causa que os valga la pena… Queremos saber vuestra opinión porque da vergüenza vuestro clamoroso silencio. Todo el mundo se pregunta dónde cojones están las feministas y hasta me escriben a mí preguntándomelo, como si yo lo supiera, cuando yo estoy tan perplejo como los demás. Déjenme decirles qué deberían decir esas tímidas  feministas, si las encontramos. Que cualquier mujer occidental que busca excusas a la misoginia del islam se engaña a sí misma y traiciona a sus hijas, que sufrirán las consecuencias en una sociedad donde vivirán menos seguras, menos valoradas y tendrán menos derechos. No quiero formar parte de esto y por eso creo que los derechos de la mujer deberían marcar una frontera infranqueable para el islam.

La liberación de las mujeres en el islam es la cuestión política más importante del planeta, porque es lo único que civilizará este pozo de fanatismo-religión de paz. Los gobiernos que claman por justicia y libertad deberían ponerse a ello con energía, sin darle vueltas a sentimientos ni sensibilidades, sobre todo en sus propios países, es decir, no sharia, no burqa.

Pero no voy a ser tan intolerante [es lo peor que se puede ser en Europa hoy día] y yo soy un europeo de hoy, así que no quisiera  prohibir el burqa en el mundo entero, no. Debería ser obligatorio para todos los islamistas varones especialmente en tiempo caluroso estival y así, averiguaríamos qué tan atrayente resulta.

Paz. Dedicado a las feministas silenciosas. Vosotras sabéis quiénes sois, aunque no lo sepamos los demás.****

******

Patrick Condell es un escritor británico, ateo militante y agudo monologuista cibernético, convincente cuando azota al islamismo en sus mensajes, pero absurdo cuando por ejemplo,  invita a los judíos a renunciar a Jerusalem e incluso a reducirla a escombros para resolver el problema de Oriente Medio. Y no será por falta de escombros o de  renuncias, que aún no ha comprendido algunas cosas, señor Condell.

Por su parte la “religión de paz” amenazaba estos días por la Red con atentados y represalias allí donde se prohibieran velos, niqabs o burkas. ¿Estará aliviado el nuevo apaciguador de Downing Street? Por supuesto, peace. Pero no a cualquier precio.

Explore posts in the same categories: Occidente, Videos

Tags:

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

8 Comments on “Niqabs, burqas, y otras cosas de Pat Condell”

  1. sarah Says:

    Soy mujer, soy occidental, soy española. Soy muy consciente de todo lo que hemos pasado en mi país para llegar a la pequeña parcela de fingida igualdad que vivimos hoy. Muchas de mis predecesoras lucharon duro por encontrar un lugar bajo el sol.

    Por eso soy racista, e intolerante, “por supuesto”. Porque cada vez que veo algo similar a un burka siento repugnancia y miro mal a las mujeres que lo llevan. Como mujer me siento insultada ante esa forma hipócrita de democracia. Me fastida la hiyab, el chador y sus formas. Me fastidia una actitud de reafirmación de la cultura árabe plantando cara al mundo occidental, que sin embargo está deseoso de aprovecharse de sus ventajas (la doble moral, la hipocresía, son virtudes de todo homo sapiens, parece).

    Ayer tarde, de vuelta a casa de una examen, atravesé las famosas y transitadas Ramblas barcelonesas. En mi camino se cruzó una pareja árabe (con tres niños, por cierto) y mi vista, atónita, reparó en la esposa: la cabeza cubierta con un pañuelo negro, claro. Sin embargo iba totalmente (exageradamente) maquillada, con mallas negras ajustadísimas, sandalias de moda de altos tacones con uñas pintadas. Mi mente de “sencilla mujer de campo” no salía de su asombro. El primer pensamiento que vino a mi cabeza fue que aquello era perverso.

    ¿Soy poco democrática? uhmmm, Hitler llegó al poder de la mano de unas elecciones democráticas, habrá que medir bien el rasero de la tolerancia, o las mujeres nos podemos ver como estos circos ambulantes dentro de poco, como nos descuidemos.

    Para finalizar, aplaudo fervorosamente la iniciativa de Pat de sugerir a estos musulmanes tan majos que se apliquen a ellos la misma norma y se disfracen igual que sus mujeres, ni que sea por respeto a ellas…

  2. Chess Says:

    El otro día el PP intentó prohibir el uso del burka en espacios públicos en Barcelona. Lo rechazaron los de ERC, PSC, IU y creo que se abstuvo CiU.

    Curiosamente rechazan esta moción los que han puesto un ministerio de la igualdad con inspectores que vigilan lo políticamente correcto. Una doble moral que ya resulta insoportable.

    Y estoy totalmente de acuerdo con el post: si el islam alguna vez se desradicaliza es porque sus mujeres despiertan y dicen basta. Mientras ellas lo vean como algo digno y que deba respetarse, poco podemos hacer.

    Un abrazo, Sam!

  3. samuel Says:

    Pues miren esto, no creo que en Espana pase aun, pero todo es ponerse.

    http://news.bbc.co.uk/2/hi/uk_news/england/lancashire/5315306.stm

    Que pena no encuentro el video.

    Tienen la complicidad de los politicos, no se entiende si no.

  4. Guido Finzi Says:

    Lo que ocurre en España, hace tiempo que dejó de ser tolerancia para convertirse en sumisión. Fíjate que las feministas protestan si le acortan las faldas a las azafatas de Iberia pero se quedan mudas ante las desfiguraciones faciales con ácido que sufren mujeres bajo la órbita del Islam, las violaciones impúnes de mujeres palestinas por parte de lo que aquí la prensa denomina “milicianos”, el maltrato sostenido en los hogares musulmanes y cualquier otro tipo de vejaciones. Eso sí, después salen a la calle para solidarizarse con Hamás en contra de Israel.
    A lo mejor, ZP, es lo que se merecen.

  5. raindrop Says:

    Estoy de acuerdo con los comentarios… La doble moral esquizofrénica de la psedoprogresía (que pretende presentarse revestida de la autoridad moral que les dé permiso para decidir por todos qué es bueno y qué es malo) está llegando a límites extremos. Cuando veo que dos feministas (¿?) recalcitrantes de nuestro gobierno (o desgobierno) como Aído o Pajín se mesan los cabellos al oír hablar de Cenicienta o Blancanieves, pero luego (en cambio) defienden a las “Caperucitas” como algo respetable en virtud a no-sé-qué cuestiones “culturales”, entonces pienso que ya no se puede caer más bajo en despropósitos… Y sin embargo, siempre acaban sorprendiéndome con peores descalabros, ¡no sé cómo hacen!

    A Pat Condell no lo conocía. El vídeo me ha parecido interesante.

    saludos

  6. samuel Says:

    Pues lo postee con la sensacion de que a lo mejor estaba poniendo algo ya conocido y visto mil veces, pero es que aqui el tema lo borda.

    Blancanieves? Ya veo. Van a revisar los “roles” de los cuentos de hadas. Hay que aprovechar que los Grimm tampoco van a dar problemas ni amenazar a nadie. Como dice Guido, no es tolerancia, es sumision.

  7. raindrop Says:

    Sí, pienso que ya estás enterado. Hace poco se montó cierta polémica porque parece ser que a nuestra ministra de igualdad (no entiendo cómo alguien se puede declarar “feminista” y dirigir un ministerio de “igualdad”… ¿podría, entonces, dirigirlo un declarado “machista”?), la ínclita Bibiana Aído, le plugo erradicar toda esa literatura infantil de los centros educativos en virtud a una visión del mundo femenino como seres pasivos en los acontecimientos de la vida. Intolerable, vamos.

    http://www.larazon.es/noticia/4681-igualdad-declara-sexista-a-cenicienta-y-pide-que-no-lo-lean-los-ninos

    Al final, resulta que con las “Caperucitas” (las mujeres-bajo-velo) han hecho la vista gorda: esto no es sexismo.

    Al estilo del Quijote, podríamos decir: “Con el islam hemos topado, Sancho”.

    saludos

  8. samuel Says:

    Gracias Rain, muy interesante. Y es que la pobre Blancanieves lo tenia todo, racista por lo de blanca, machista por los papeles, irrespetuosa con esos siete trabajadores a los que llama “enanitos”, un principe que no colabora en las tareas domesticas, etcetera. Tiene mucho trabajo esta ministra, “quemando” libros. Hagan copias o memoricen, antes de que desaparezcan.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: