Haití, “je suis immatériel”

En enero del año 1556, la ciudad china de Shaanxi se despertaba con un temblor de tierra y ochocientos cincuenta mil muertos en las alforjas. Todas sus casas construidas y excavadas al abrigo del desmonte, los llamados yaodongs, además de templos y zonas amuralladas, se habían desplomado por efecto dominó al sostenerse las unas casi encima de las otras. Cuando cien años después un nuevo temblor volvió a dar al mismo blanco, tal vez la magnitud fue menor o tal vez los lugareños ya sabían algo nuevo, rebajándose esta vez el número de víctimas a cincuenta mil, que sigue siendo trágico, pero nada comparable.

Sin embargo, en 1976 le tocó otra vez al Este de China y en concreto a Tansghan, el segundo más mortífero terremoto de la Historia, con más de medio millón de víctimas fatales, secuelas, réplicas por todas partes y fenómenos previos como los de los pozos acuíferos que subían y bajaban bruscamente tiempo antes como aviso de lo que se venía. Los dos peores terremotos que se recuerdan, en el mismo país, la misma región, y cuatrocientos veinte años de diferencia.

https://i1.wp.com/www.whoi.edu/cms/images/dfino/2004/12/v42n2-lin2en_4343.jpg
Tansghan, luego del terremoto de 1976

Hoy dicen las noticias que aún se encuentran muchas víctimas bajo los escombros en el último seísmo registrado, esta vez Haití, 12 de enero, siete y pico en la Richter, que como todo el mundo sabe ha sido devastador. Tan devastador como asombrosa la cantidad de bobadas, opiniones intempestivas o acusaciones, algunas con poquísima vergüenza, que diversos demagogos charlatanes, bustos parlantes y arriba firmantes han vomitado en los medios a cuenta de la tragedia. Con decirles que a mí se me estaba olvidando que las placas tectónicas se mueven y chocan de vez en cuando, de tanto oír culpar al capitalismo, al cambio climático, a los pactos con el diablo, o a la conspiración imperialista-sionista para provocar terremotos con el fin de invadir la isla y luego llegar con una atención medica israelí desproporcionada, como siempre. Y ya puestos a un poco de todo, hasta medios tradicionalmente progresistas han acabado hablando de las intromisiones paternalistas norteamericanas que ahora con Obama,  sí, son la mar de ilusionantes.

Pero dejando a un lado la indecencia,  lo único cierto es que pocas palabras y muchos hechos necesita el país caribeño en estos momentos, y no exclusivamente desde fuera. Acaso las ya escritas por Eduard Punset en uno de sus artículos sobre el asunto, que también, como el suyo, los ha habido interesates: Hará falta que los gobernantes haitianos no repitan, levantando los brazos al cielo –yo he contemplado como Papa Doc lo decía en el balcón del ahora medio destruido palacio presidencial «je suis immateriel», «yo soy invisible». La cultura vudú está reñida con el progreso.

Tansghan reconstruido

Explore posts in the same categories: Occidente

Tags:

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

4 Comments on “Haití, “je suis immatériel””

  1. Carmen Says:

    Samuel, cuando ocurrió el desastre de las Torres Gemelas, vi un vergonzoso reportaje en TV sobre si “todos” los trabajadores judíos del World Wide Center se quedaron en casa aquel día. Lo malo de todo es que un buen número de españoles creyeron ese patético disparate.
    Ahora, leo en tu artículo que hasta las placas tectónicas obedecen a conspiraciones judeo-capitalistas y que lo que hacen las almas cooperante-progresistas de siempre se considera “ayuda humanitaria, mientras que las acciones de los odiosos dioses del sistema, no es más que paternalismo propagandístico.
    Antes del terremoto muchas de esas almas caritativas no sabían ni situar Haití en el mapa. A día de hoy vociferan con sus pañuelitos palestinos al cuello bajo sus edredones serigrafiados con la imagen del Ché.
    A veces pienso que el ser humano está, irremediablemente, condenado a la sinrazón.

  2. Guido Finzi Says:

    Como siempre, por aquí, la ayuda israelí fue silenciada. Y como ayuda árabe no hubo, entonces se dedicaron a poner en entredicho el despliegue norteamericano. Más de lo mismo.
    “Es que los yanquis quieren hacerse con el país”. Cómo si esto fuera un premio, cómo si los haitianos tuvieran algo que perder…

    Un saludo

  3. raindrop Says:

    Esa cualidad tuya de la sensatez le da un tono muy equilibrado a todos tus textos. Y éste es otro ejemplo. Después de tanta sandez como se ha oído (y se seguirá oyendo) al respecto de Haití, se agredece un escrito así.

    abrazos :D

  4. samuel Says:

    De todos modos Carmen me disculpo por no haber puesto enlace, como me ocurre cuando la cosa la escucho en television o radio o leo en libros, pero si se ponen aca las palabras genocidio, Haiti, Haarp, conspiracion y tal, resulta que esta por Youtube y por diversas webs, y lo han denunciado algunos buenos blogs. Y abundando en lo que comentas, a este blog llegan incontables busquedas sobre supuestas participaciones de judios en el 9/11, y en fin, otras cosas desagradables que aterrizan en mi panel de wordpress.

    Si, esoes, algo ganarian, mas que perder.

    Muchas gracias Raindrop, y ademas viniendo de ti, y realmente no iba a tocar este tema, pero recordando lo leido en varios libros sobre historias de terremotos y viendo que rizaban el rizo cada dia mas, una cosa me llevo a la otra. Abrazos a todos


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: