Suecia y la libertad de difamación

Dice Bruce Bawer en su libro While Europe Slept que Suecia ha alcanzado los mayores porcentajes de población musulmana y los mayores niveles de delitos antisemitas de Europa, ya compartiendo el honor con Francia, que en esos despuntes estaba un poco sola. La prensa sueca sin embargo, sigue Bawer, supera a la francesa y al resto de las europeas a la hora de silenciar el crimen contra los judíos de ese país, que se ven desde hace años obligados a esconder su señas de identidad y a tomar medidas como contratar números telefónicos no visibles en las guías para evitar acosos y persecuciones.

Pero si hubo un suceso antisemita en Suecia que dejó patidifuso al mundo entero fue en 2004, cuando un museo de Estocolmo dio cobijo a un esperpento pseudo artístico llamado Blancanieves, una grotesca exhibición que consistía en un velero flotando en un estanque lleno de “sangre” en el patio del recinto, y que tenía por vela el retrato, con sonrisa de oreja a oreja, de una terrorista suicida palestina que se había reventado a veinte personas dejando cincuenta heridos meses atrás en Haifa. El macabro aparataje llevaba un texto que alternaba frases del cuento de Blancanieves con frases sobre la tipeja a la que llamaban “luchadora por la libertad“.

https://i0.wp.com/www.geekologie.com/2007/12/12/tall-tennis-court.jpg
Para evitar disturbios. Foto de aqui

Ese mismo año, el tabloide sueco Aftonbladet culpaba al presidente español de entonces Jose María Aznar, de poner a España en una diana sangrienta luego de los atentados islamistas del 11 de marzo en Madrid  por haber dado su apoyo a la guerra de Irak, no imaginaban los abajo firmantes de la nota que cuatro años después les iban a cascar a ellos una Intifada por todo lo alto por un simple partido de la pacifiquísima Copa Davis.

Y era este mismo diario en línea con su largo historial de vilipendio, el que volvía a la carga hace unos días con una supuesta trama en la que Tzahal aparecía como ladrón y traficante de vísceras palestinas, sin pruebas claro, que demostrarlo es lo de menos. Y para una vez que la embajadora se solidariza con Israel, va el gobierno y le lleva la contraria diciendo que no tienen nada que decir porque Suecia “es un país libre“, ojo al dato, un país donde los periódicos están subvencionados por el Estado, como lo están desde las mezquitas hasta el último grito propalestino de sospechosas intenciones. Ese país libre donde el gobierno se deshizo en disculpas, se meó en los pantalones y censuró las reproducciones cuando aquellas caricaturas danesas de Mahoma, que ésas sí, eran libertad de expresión, pero qué sabe una sociedad que vive con miedo, lo que eso significa.

Explore posts in the same categories: Israel, Occidente

Tags: ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

8 Comments on “Suecia y la libertad de difamación”


  1. ¡Qué fuertes las imágenes de la Copa Davis! ¿Pero cómo se puede consentir que esa gente ande suelta?

  2. Carmen Says:

    Me parece que a nuestra pacífica Europa, la sobrealimentación y el buen rollo no nos deja pensar con claridad.

    O eso, o mi otra teoría es que en algún momento alguien soltó un virus lobotomizador que convirtió en vainas humanoides a la mayoría de los ciudadanos. A “La invasión de los ultracuerpos” me remito.

    Como se dice en mi tierra, no hay más ciego que el que no quiere ver.

  3. Chess Says:

    Se dice que los niveles de criminalidad se han disparado exponencialmente desde que en Suecia se abrieron sus puertas a toda la inmigración.

    Ellos mismos están pagando su buen rollito y progesismo ilustrado, lo único que otros también pagan sus consecuencias. Lo de la copa Davis fue vergonzoso!!!

    Un abrazo Sam!

  4. Guido Finzi Says:

    El antesimistimo salió muy encabronado y desatado del armario, al amparo de socialistas e izquierdistas que buscan congraciarse con los nuevos bárbaros sacrificando a los judíos. Y ahora, a ver quién lo vuelve a encerrar.
    Por lo demás, no te olvides que los suecos se adelantaron varios años a la eutanasia en retrasados mentales….

  5. Carlos Paredes Leví Says:

    Samuel; te dejo éste enlace para que compruebes que ya se puede decir cualquier cosa contra los judíos que no pasa nada:

    http://www.es-israel.org/2009/08/periodista-holandesa-acusa-a-los-judios-por-la-gripe-porcina/

  6. raindrop Says:

    Seguí esta noticia desde que la vi publicada en uno de los comentarios de un post anterior. En otra página web llegué a leer que el diario de marras reconocía que no tenía ninguna prueba para apoyar lo publicado, pero que en virtud de la “libertad de expresión” no iban a retractarse de sus palabras.
    A mí, con eso, ya me lo dicen todo. Es decir, ¿que se puede publicar cualquier cosa, verdad o mentira, y a eso se le llama “libertad de expresión”? Yo le llamo IRRESPONSABILIDAD, como palabra más suave. Luego tengo otras que me reservo.
    En mi país, al menos, los límites de esa malentendida “libertad de prensa” están en la difamación e injurias, tipificada como delito.

    Lo que he leído, a raíz de otro comentario en este post, acerca de la gripe porcina y su relación con los judíos creo que puede situarse en esa especie de paranoia esquizoide que tantos padecen con la conspiración judeo-masónica, pero que (aun siendo gentes con perfil de carne de psiquiátrico) se niegan a tratarse semejante desorden mental.

    saludos :D

  7. samuel Says:

    Hay gente que practica el odio como cosa normal e incluso se gana asi la vida, asi que necesita nuevos motivos para que los cheques sigan llegando. Luego estan los que consumen el producto, los odiadores pasivos, la infanteria. Oferta y demanda. Pero son odios antiguos, nada es nuevo. En Suecia han querido congraciarse con esa gente comprandoles con subvenciones y entregandonos a otros en sacrificio. Ahora solo han conseguido deshonor y un grave problema social que ira a mas. No puedo anadir mas porque me lo han expuesto todo los sucesivos comentarios, que agradezco muchisimo.

    La Invasion de los Ultracuerpos, que tiempos!

  8. uniformes Says:

    Oi, Boa tarde Com certeza, falar sobre este assunto nem sempre pode ser tratado de maneira igual, pois em qualquer lugar as pessoas costumam ter um ponto de vista diferente. Alex


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: