Cabalgando a lomos de un tigre

Los que hablan de buen talante no se han leído muchos discursos de otros presidentes. Nunca han faltado proclamas con talante desde la Casa Blanca hacia el mundo árabe, pero un talante que, como debe ser, casi siempre se vendía. Hasta ahora, que, con eso del cambio, empieza a regalarse. Y me temo que era el mundo occidental el que escuchaba más interesado a su graduado favorito en Harvard el jueves pasado en El Cairo, en un discurso rebosante de guiños, besos en el morro y frases de cajón del que no sé qué parte elegir para decir algo. Si la parte en la que les hace promesas tontas sin venir a cuento, o esa cita coránica sobre que matar a un inocente es matar a toda la Humanidad, que encima está robada al Judaísmo. O la parte contratante donde dice que USA no busca soberanías ni territorios, que eso también lo decía Bush. Sin olvidar el momento en que Andalusia (sic) y Córdoba iban sobradas de buena onda musulmana cuando la Inquisición Española, aunque eso Bush, el supuesto ignorante, no lo decía. Y luego está lo de Irán, que dentro de unos meses será una potencia nuclear financiando el terrorismo y dominando la región desde una posición de fuerza real y que según él, debe cumpir la moratoria, pero eso ya lo sabemos, o sea que para contárnoslo no hacía falta ir a El Cairo.

Atribuyendo al Islam la tolerancia de Bambi y equiparando el sufrimiento del Holocausto al del pueblo palestino, Obama nos desprecia y da por el traste a la oportunidad de definir el fanatismo islámico y el soporte de algunos Estados como causa fundamental del problema de Oriente Medio extendido al mundo entero. Porque resulta que a ese mundo árabe también escamado del avance de los mullahs, había poco que prometerle el jueves pasado, y sí, mucho que exigirle. Que se muevan, y nos moveremos. Que cambien radicalmente su discurso y respeten definitivamente a la existencia del Estado Judío sacudiéndose de una vez su propia basura terrorista. O no. Porque como recuerda David Mandel en uno de sus enfoques, la situación de la única democracia de Oriente Medio es similar a la del hombre que está montado en un tigre. Es terriblemente incómodo e inseguro, pero si se baja del tigre no hay duda de que éste tratará de devorarlo.

Explore posts in the same categories: Israel, Oriente

Tags:

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

8 Comments on “Cabalgando a lomos de un tigre”

  1. Gustavo Celli Says:

    Un ZP afroamericano. El mundo está bien pero bien jodido ”

  2. ana_gr Says:

    Un discurso lleno de banalidades y burradas históricas. Lo de Córdoba y la Inquisición es, efectivamente, histórico porque si eso enseñan en Harvard no me imagino lo que aprenderán en el resto de universidades menos prestigiosas.
    Palabras huecas y siempre en el mismo sentido ¡qué pena!

  3. Javier Says:

    Los que hablan de buen talante, como España, colaboran con los terroristas. Uno de estos días mandan a la Guardia Civil a Gaza para dar formación militar a los de Hamás.

  4. samuel Says:

    La cuestion es que hay muchas formas de decir cosas cordiales y amables. No todo vale. Si llegas a El Cairo a hablar ante un mundo no-democratico que luce un nivel de fanatismo altisimo y un discurso antioccidental incendiario y les dices, “tienen ustedes un sobresaliente en tolerancia”, “fueron ustedes unos cracks en Cordoba” , pues ellos diran que entonces si el mundo se enfrenta la culpa no es suya sino nuestra. Ergo, el terrorismo pues, resistencia contra nosotros.. Y vete despues a rebatirles.

  5. samuel Says:

    HOla Javier, ahi el talante siempre va para el mismo lado. Y ni digo desde que esta ese zapatitos gobernando.

  6. Javier Says:

    Míra cómo son las cosas por aquí que el otro día una amiga me quería hacer creer que Musavi era un demócrata.

  7. samuel Says:

    Bue…es delirante. Musavi es uno de los fundadores de Hezbullah, el democrata. LO venden como reformista, infelices.

  8. raindrop Says:

    Me he perdido este discurso, pero ya veo que no me he perdido nada… :(

    Musavi, al lado de Ahmadinejad (otro que bien baila), puede parecer lo que sea, pero son más de lo mismo. Juntar en la misma frase “Irán” y “elecciones” parece una broma macabra. Imposible añadir “libres” a “elecciones”, el cinismo no da para tanto.

    La frase de Mandel es buenísima.

    abrazos


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: