“Feynman Sexist Pig!”

Años después de que ofreciera yo algunas lecciones para primer curso en el Caltech (que se publicaron como the Feynman Lectures on Physics), recibí una larga carta de un grupo feminista. Me acusaban de estar contra la mujer por dos asuntos: El primero era debido a un razonamiento mío sobre las sutilezas de la velocidad que protagonizaba una mujer conductora, a la que ordenaba detenerse un policía. El tema giraba en torno a lo rápido que iba la mujer en el que ella planteaba objeciones a las definiciones de velocidad que le daba el policía. La carta me acusaba de dejar a la mujer de estúpida.

La otra historia sobre la que objetaban venía al hilo de lo que contó el gran astrónomo Arthur Eddington cuando averiguó que las estrellas recibían su energía en una reacción nuclear produciendo Helio. Contaba cómo, en la noche posterior a su descubrimiento, estaba sentado en un banco con su novia y ella le dijo: “¡Mira, qué bello es el brillo de las estrellas!” A lo que él replicó: “Si, y ahora mismo yo soy el único hombre en el mundo que sabe cómo ocurre”. Con ello describía esa especie de atractiva soledad del que se sabe único descubridor de algo. Y la carta decía que yo daba a entender que una mujer era incapaz de comprender las reacciones nucleares.

Yo supuse que no era cuestión de contestar a esas acusaciones minuciosamente, así que les devolví una nota corta diciéndoles: “Oigan, no me fastidien…”

No hace falta decir que la cosa no funcionó muy bien. Otra carta llegó diciendo: ” Su respuesta a nuestra carta de septiembre no ha sido en absoluto satisfactoria…”-bla, bla, bla. Además, me avisaban de que si no revisaba las publicaciones me iban a montar un buen lío. Sin embargo, yo ignoré la carta y me olvidé del asunto.

Un año después, la American Association of Physics Teachers me concedió un premio por escribir aquellos libros y solicitó mi presencia para hablar en un encuentro que tendría lugar en San Francisco. Mi hermana Joan vivía en Palo Alto- a una hora de automóvil- así que pasé en su casa la noche anterior y al día siguiente acudimos juntos a la reunión. Conforme llegábamos a la estancia, pudimos ver bastante gente que se arremolinaba allí repartiendo octavillas a todos los que iban llegando. Agarramos una de ellas, y le echamos un vistazo. El papel encabezaba diciendo: UNA PROTESTA. Luego mostraba fragmentos de las cartas que me habían enviado las feministas junto con aquella respuesta mía ( al completo). La hoja concluía en grandes letras: “¡FEYNMAN CERDO SEXISTA!”

Richard P. Feynman.   “ What Do You Care What Other People Think?”

Explore posts in the same categories: Historias, Richard Feynman

Tags:

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

11 Comments on ““Feynman Sexist Pig!””

  1. ana_gr Says:

    ¿Las feministas no dejan pasar una oportunidad de hacer el ridículo, verdad?
    Sam, espero que las vías de tu restablecimiento estén ya despejadas.

  2. raindrop Says:

    Entre las muchas genialidades de Feynman, estaba la de saber situarse al margen de ese inmenso océano de mediocridades que parece querer inundarlo todo.
    ¿Cómo haría para apenas mojarse incluso los días de temporal?

    abrazos


  3. Resulta patético ver el empeño que muestran ante estupideces como la descrita y el silencio que guardan ante las lapidaciones, la ablación de clítoris u otras aberraciones. También me vino a la memoria la solidaridad de algunos colectivos feministas hacia Hamás en la reciente ofensiva israelí sobre Gaza.
    En fin, como ya señalé en oportunidades previas: el mundo al revés.


  4. Ya te dejaré un comentario más acertado cuando concluya la titulación de Graduado en Igualdad. Mañana mismo me matriculo sin falta.

  5. raindrop Says:

    Muy cierto, Carlos: uno de los lugares del planeta con mayor índice de violencia de género (la franja de Gaza) y sólo he leído pronunciamientos de “asociaciones feministas” de por acá en contra de Israel en vez de estar condenando hechos tan lamentables. Hay gente que tiene su punto de mira permanentemente errado, como toritos enceguecidos que sólo saben entrar al trapo.

    saludos


  6. Raindrop:
    Sí, es como aquella protesta porque querían acortar las faldas a las azafatas de Iberia. Pierden energía en posicionarse ante chorradas mientras entierran la cabeza ante lo verdaderamente grave.
    Es parecido a los que están contra la pena de muerte, en los USA claro, porque cuando ahorcan a gente en Irán o los ametrallan en la franja de Gaza, ni abren la boca. Y en esto,me viene a la cabeza ése paladín de las libertades, la valentía y el compromiso llamado Pedro Zerolo.

  7. Carmen Says:

    Resulta patético como esas feministas o liberadas o marujitas de siempre transmutadas en progres, defiendan “las costumbres” islámicas apelando a la conservación de sus tradiciones. Si aquí hubiéramos conservado nuestras tradiciones, yo, por ejemplo, necesitaría la firma de mi padre para sacar dinero del banco o aceptar un contrato de trabajo. Ni siquiera estaría bien visto que me hubiera emancipado sin haberme casado.

    Lo peor de estas coristas descerebradas y la supervedette de Zerolo es que se ahogan en sus propias contradicciones y no se dan cuenta que están defendiendo aquello contra lo que, supuestamente, luchan.

    Para luchar, amigas mías, primero hay que saber reconocer al enemigo.

  8. Chess Says:

    “Oigan, no me fastidien”

    Esa contestación es genial. Si muchas veces contestáramos así cuando nos vienen con alguna pamplina en vez de ser políticamente correctos otro gallo nos cantaría.

    Buen Sabat, Sam.

  9. samuel Says:

    El que va sobrado de entendimiento y capacidad cientifica no necesita demostrarlo amenazando a los demas. Al final los manifestantes le dijeron a Feynman, hablando del dichoso asunto del policia, que de los policias se esperaba que fueran unos cerdos, a lo que Feynman respondio que habia olvidado mencionarlo, pero que el policia de su relato tambien era una mujer.

  10. samuel Says:

    colectivos feministas hacia Hamás en la reciente ofensiva israelí sobre Gaza
    ..
    la supervedette de Zerolo es que se ahogan en sus propias contradicciones .

    Es que la defensa de los “derechos de la mujer” me da que fue mas en los primeros anos. Ahora van dando bolilla a una politica determinada y nos hacen cumplir un codigo de comportamiento, sin asomarse mucho al mundo exterior, que es muy cruel.

    ——

  11. samuel Says:

    …estén ya despejadas.

    Muchas gracias Ana,:) espero que pronto.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: