No pudo ser, señor Bean

La proposición de resolución para perseguir la “difamación” de las religiones ha sido aprobada por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas a petición de los países islámicos con el apoyo de algún dictador cocotero, y la oposición de algunos países del Oeste, mas el Congreso Judío Mundial. Ésta es una de las maravillas del diálogo de civilizaciones. Y más que vendrán, si no se hace nada para impedirlo.

https://i1.wp.com/vwt.d2g.com/mecca_road_sign.jpg

Explore posts in the same categories: Occidente, Oriente, Rowan Atkinson

Tags:

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

7 Comments on “No pudo ser, señor Bean”

  1. raindrop Says:

    Pues nada: ellos por la “Arafat Makkah” y nosotros por la “Taif Riyadh”…
    ¡Viva la no-discriminación de los no-racistas!

    El día del reparto de cerebros, muchos debieron de quedarse dormidos y se lo perdieron. Así les va.

    abrazos


  2. Y hace poco, todo el mundo calló cuando en Teherán se celebró un concurso sobre caricaturas del Holocausto….

  3. samuel Says:

    Es lo que dijo Atkinson, a mi no me gusta que ridiculicen lo mio, pero para eso esta el abucheo, el ninguneo, para eso, en el limite, estan otras opciones que ya existen. La base de nuestra sociedad es la libertad de expresion, para destrozarla basta con eliminarla.

    Gracias a los dos, ya somos tres por la autopista de la derecha.

  4. Chess Says:

    ¿Hacéis un hueco a una servidora en la autopista de la derecha? Creo que por la izquierda tampoco sería bien recibida, no podría ir sola, y me pondrían una ropa horrorosa… :)

  5. Carmen Says:

    ¿Cuántos se quedaron dormidos el día del reparto de cerebros, Raindrop? Samuel, ¿qué tipo de bomba o gas o arma química esparcieron por el mundo que partió a una gran mayoría por la mitad y los dejó medio-tontos, medio-ciegos, medio-buenos? y… ¿dónde narices estábamos los demás? Yo no sé ustedes pero yo tengo la extraña sensación de estar amarrada a unos raíles en una vía, con un numeroso grupo de personas y yo soy la única que ve el tren venir a toda velocidad. No puedo soltarme porque para los demás no hay ni amarras ni trenes en en camino.

    ¿Me dejan escapar a mí también por esa autopista?

  6. raindrop Says:

    ¡ay, Carmen! a veces el problema no es “cuántos” sino “quiénes”… porque, luego, esos “quiénes” llegan a presidir gobiernos, dirigir comisiones, impulsar organizaciones…
    mi amol, que ya tú sabe’ :P

    saludos

  7. samuel Says:

    Y ese silencio previo a la llegada del tren, que ya te deja sordo…


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: