Melancolía

Abraham Lincoln, 1809-1865

Fue el Presidente número dieciséis de los Estados Unidos de América, allá por 1861. Uno de los fundadores del Partido Republicano en Illinois, proclamador de la Emancipación de los esclavos, luchador por las libertades y líder de la Unión durante la Guerra Civil que dividió al país y ocupó sus noches de insomnio y sus días de presidencia. Nacido entre pobreza y privaciones, fue testigo de la muerte temprana de no pocos miembros de su familia y temprana fue la suya propia, asesinado por un conspirador sureño mientras asistía a una obra en el teatro.

Dicen que estaba siempre deprimido, melancólico e infinitamente triste, y que los remedios de regaliz, mercurio y pétalos de rosa que tomaba le calmaban primero, pero le producían serios ataques de ira después.

Veinte años antes de la Guerra escribía una carta al congresista John T. Stuart: “Soy el hombre más desdichado de cuantos viven. Si lo que siento se repartiera por igual entre la humanidad no habría una sola cara feliz y sonriente en este mundo. Si algún día mejoraré, no puedo saberlo, pero presiento que no ocurrirá. Sin embargo, quedarme como estoy es imposible, debo morir o mejorar, ciertamente.”

Explore posts in the same categories: Historias

Tags:

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

4 Comments on “Melancolía”

  1. Chess Says:

    Es irónico que la mayoría de los personajes que han pasado a la historia por sus hazañas siempre tengan más que la cara que muestran, una cruz.

    Una cruz que los marca y los hace ser quien son. Desconocía el caso de Lincoln, por cierto.

    Un abrazo, Sam!

  2. raindrop Says:

    ¡sorprendente!
    Ignoraba que Lincoln viviera tan amargado. Sé que la Guerra de Secesión lo había dejado muy tocado, pero no pensé que su vida ya se movía desde mucho antes en tales extremos…

    un fuerte abrazo


  3. http://www.theamericanview.com/index.php?id=1253

    196: Beware! We Are Awash In A Tidal Wave Of Lies About The Murderous Tyrant Abraham Lincoln

    On this program, John Lofton and “Institute On The Constitution” Senior Instructor Pastor David Whitney refute many of those lies. You’ll also hear: Pat Robertson’s preposterous praising of Lincoln (where is that “word of knowledge” when Robertson needs it most?); part of a pro-suicide poem by Lincoln when he was 29; and you’ll hear several sound-bites from the History Channel’s 3-hour program about Dishonest Abe.
    Comments encouraged.

    John Lofton, Editor
    TheAmericanView.com
    Recovering Republican
    JLof@aol.com

  4. samuel Says:

    Sobre Lincoln se ha dicho de todo, bueno o muy bueno, y tambien han aparecido libros poniendole de tirano para arriba, etc. Pero juzgar la secesion, o hacerle un psicoanalisis postumo para averiguar si en el fondo requetefondo abolio la esclavitud sin el suficiente entusiasmo, o hablar del recurrente asunto del habeas corpus, todo eso me parece nostalgia surenia. Una cosa es desmitificarle razonablemente cuando toca, y otra es arrastrarlo por el fango. Era un hombre seguramente complejo y depresivo, un hombre del siglo XIX con la mente del siglo XIX que podria dar algunas lecciones a algunos del XX.O del XXI, con la que esta cayendo.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: