Hirsi Ali, liberación de la mente

*******La estructura moral en la que crecí no dejaba lugar a la libertad de conciencia o de expresión. Pasé veinte años de mi vida bajo la pesada losa moral transmitida por mis padres que podía resumirse como, obedece a Alah, a su profeta, a tu padre, a tu madre, y en ese orden. Y [ellos] se complacerán con mi comportamiento, con mi sacrificio, sacrificio de mi voluntad, mi cuerpo y mi mente. Que por cierto no pasará sin recompensa. Cuanta más sumisión, mayor ejemplo a otras mujeres como yo.

Lo que me chocó en cuanto aterricé en el aeropuerto de Frankfurt fue lo limpio, bien ordenado, saludable y feliz que parecía el mundo infiel allá comparado con nosotros, musulmanes, infelices, refugiados, pobres y sucios. Me pasé los siguientes diez años tratando de averiguar por qué las tierras de los infieles parecían pacíficas y prósperas mientras el mundo musulmán era violento, inestable y empobrecido.

[Los que estábamos en calidad de refugiados] nos sentíamos conectados por nuestra fe más allá de fronteras, idiomas, etcétera, pero también por el abatimiento y la incomodidad de tener que ir a pedir a los infieles la oportunidad de una nueva vida y aunque aceptábamos esa caridad, cuando no nos oían les culpábamos por colonizar nuestras tierras, por colocar o mantener nuestros dictadores o comerse nuestros recursos, o por corromper las mentes de nuestros jóvenes con su cultura de música pop, libertad sexual, drogas y alcohol. Y había algo que no tenia sentido. Si teníamos la religión superior y la moral más alta, como es posible que nos sintiéramos tan pusilánimes frente a todo ese mundo de Occidente.

Y me fui a la Universidad a descubrir los secretos del éxito del Oeste. No esperaba, cuando comencé las clases, el reto al que serían sometidas mis creencias ni que tendría esa constante sensación de pecado a pesar de hacer todas mis tareas.

La historia infiel empezaba con los griegos. Sus mentes estaban cerradas por algo llamado “iglesia” y aprendí que hubo un período llamado Renacimiento. Y luego un período de iluminación, reforma, contrarreforma, y así.[…] Una historia de liberación, liberación del poder de la iglesia, del de los reyes, liberación para las mujeres, para los trabajadores, para los judíos, lucha de la esclavitud para liberarse pero sobretodo la lucha por la liberación de la mente. Todas esas batallas y libertades eran llevadas a cabo con una mentalidad diametralmente opuesta a la moral en la que yo había crecido.********

Bueno, pues ahí van unas cuantas malas noticias para la “liberación de las mentes” a manos de superorganismos con exceso de poder como Naciones Unidas, compuestas por países cada uno de su padre y de su honesta madre, con valores diametralmente opuestos los unos de otros, llenos de envidias y resentimientos, donde muchas veces vencerán los argumentos mas intimidatorios frente a los más legítimos.

Aquí y aquí, y aqui , que me las pasa, Spanish Pundit.*Update: El tercer enlace es una ilustración en video de en lo que se ha convertido el foro de la escoria universal. Mientras los hijos de puta suben a las tarimas a bramar sus ganas de destrucción o a contarnos quien les huele a azufre, los demás países callan, las comparsas aplauden, y la UN, a por los blogs.

Explore posts in the same categories: Occidente, Oriente

4 Comments on “Hirsi Ali, liberación de la mente”

  1. Chess Says:

    Lo de la ONU es de vergüenza. Hoy sin ir más lejos ha estado Ahmadineyad soltando su habitual discurso de odio contra occidente, e Israel, por supuesto. Y le dejan, con todas las cámaras, en un púlpito que debería dar tremendo respeto, dejan subir a dictadores, fanáticos y resto de gentuza.

    El problema es que la gente que nos gobierna, y en especial los burócratas de la ONU, no tiene ni puñetera idea de los problemas de las personas que representan. Y si la tienen, no les preocupa ni lo más mínimo.

  2. rakras Says:

    Que héroe de persona, y qué basura en la ONU. Es lo que es el mundo, supongo, de todos modos, algo de gente que vale la pena, y bastante escoria. Lo sorprendente, de hecho, es que en muchas cosas “vayamos ganando” (o eso me parece).

  3. Nora Says:

    Enlazado queda el post, Samuel. Mañana sale posteado.
    Abrazos.


  4. […] Hirsi Ali: la liberación de la mente . Un post magnífico de Samuel. Vale la pena leerlo y ver todos los enlaces. Spanish Pundit […]


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: